11995729_10153279432384132_753520880_n

Bogotá 6 de septiembre. Un modelo de separación y recolección de residuos sólidos en el sector de La Alameda, en la Localidad de Kennedy, fue el marco que sirvió hoy de escenario para la firma de un pacto por el medio ambiente entre el candidato a la Alcaldía Rafael Pardo y los recicladores de Bogotá.

Orgullosos de su modelo y de su trabajo, los miembros de la organización Aseo Nuevo Ambiente, suscribieron el acuerdo, teniendo como garante al Presidente de la Junta de Acción Comunal de La Alameda, y a los vecinos del barrio.

Los recicladores le explicaron a Pardo la manera como se hace la selección de los residuos y se evita el reguero de desperdicios que infortunadamente se advierte en otros sectores de la capital.

En bolsas de tela y talegos plásticos, debidamente empacados, los residuos quedan listos para ser recogidos, minimizando el impacto sobre los entornos.

“Estamos orgullosos de este modelo que nos permite trabajar sobre rutas selectivas, pues la comunidad misma recicla y nos entrega los residuos sin que se corran riesgos ambientales ni se presente el desorden en las calles”¸ dijo Joselín Rubio, presidente de Aseo Nuevo Ambiente.

El trabajo en la UPZ (unidad de planeamiento territorial) de La Alameda, facilita el trabajo de  300 familias de recicladores que están debidamente organizadas, y que permiten ver una ciudad más limpia.

Gratamente sorprendido, Pardo suscribió el acuerdo y señaló que precisamente, este modelo hace juego con su idea de que la Certificación Ambiental que pretende establecer en Bogotá, nazca de los propios barrios capitalinos.

En marzo del año pasado los recicladores recogían poco más de 200 kilos de residuos y o recogen casi dos toneladas.

El propósito de Pardo es avanzar en estos modelos y lograr que las 20 localidades den pasos concretos por una Bogotá más limpia y con un medio ambiente que contribuya al mejoramiento de la calidad de vida en la ciudad.

Share Button

Deje un comentario