IMAGEN-16265275-2

Bogotá, 7 de septiembre de 2015. El candidato la Alcaldía Rafael Pardo pidió hoy la creación de un Fiscal Especial para Bogotá, al sustentar una propuesta de seguridad para que se reduzca la impunidad y los delincuentes capturados no salgan en libertad horas después de perpetrar sus delitos.

Pardo dijo que la Fiscalía General de la Nación debe concentrar en ese Fiscal Especial todo el esfuerzo de las autoridades en la represión de los delitos, y la seguridad sea una característica de la ciudad que hoy está permanentemente atemorizada por las prácticas criminales.

En su propósito de que Bogotá se convierta en la capital más segura de América Latina, Pardo enumeró los programas de Guardia Urbana, ruta segura para los colegios, Centro de Inteligencia de la Policía, grupos de élite contra el micro tráfico, el robo de celulares, la micro extorsión y el hurto callejero, y otras acciones concretas para devolverle la tranquilidad a las familias bogotanas.

El candidato a la Alcaldía por el Partido de la U, el Partido Liberal, el Movimiento MIRA y numerosas organizaciones sociales, presentó su

propuesta de seguridad en la zona de El Salitre, frente a la estructura incompleta de lo que debió ser desde hace 3 años el nuevo Comando de la Policía Metropolitana de Bogotá, y donde están enterrados más de 50 mil millones de pesos, la mitad del presupuesto de seguridad de un año en la ciudad.

Al acto asistieron, además de los integrantes del equipo de campaña del candidato, el Senador Ángel Custodio Cabrera, del Partido de la U; Gloria Stella Díaz, Carlos Baena y otros militantes de Mira; dirigentes liberales, entre ellos la representante Olga Lucía Velásquez y el Concejal Miguel Uribe Turbay; los ex generales y ex comandantes de la Policía Bogotá Héctor García Guzmán y Luis Ernesto Gilbert, y miembros de sindicatos y organizaciones sociales.

Frente a la al esqueleto de acero y cemento del comando policial que lleva más de 3 años de retraso, Pardo dijo que el Alcalde debe ser el primer responsable de la seguridad en la ciudad, y eso es lo que va a hacer desde el primero de enero de 2016.

“En este edificio ya debería estar funcionando el Comando de la Policía, pero lo cierto del caso es que hay procesos penales y disciplinarios, y nadie responde. Nadie sabe qué va a pasar”, indicó Pardo.

Mencionó otros casos de desgreño como la pérdida de 57 vehículos denunciada por la Veeduría Distrital, o los aparatos de reconocimiento facial pagados a 387 millones de pesos, cuando valen 23 millones, y lo peor del caso, están arrumados porque las autoridades no los puede usar.

“Y qué decir del detrimento por 180 mil millones de pesos de la línea 123 en el contrato con la ETB, que deriva en una pelea del alcalde Petro con su propio funcionario, el director del Fondo de Vigilancia”, preguntó.

“Esto no le aporta nada a la seguridad de los bogotanos. Son recursos públicos que han sido mal invertidos. La solución no es decir que nos den más policías. Esto es lo que tiene que cambiar. Esto es lo que yo voy a cambiar desde la Alcaldía para hacer de Bogotá la ciudad más segura de América Latina”, concluyó Rafael Pardo.

Share Button

Deje un comentario