IMAGEN-16269276-1

Fuente: www.eltiempo.com

En la casa de Rafael Pardo huele a historia. Cada rincón de su vivienda, en el norte de Bogotá, es una parada obligada por hechos que han marcado el devenir del país y del mundo, en el plano político, económico, militar y hasta deportivo, y que se reflejan en decenas de libros y bibliotecas temáticas, como una dedicada exclusivamente al libertador Simón Bolívar. (En video: Así es Pardo, el político de humor fino que quiere gobernar a Bogotá)

La historia es una de las grandes pasiones del candidato a la alcaldía por la Unidad Nacional, junto al Santa Fe, un equipo al que ha estado ligado, incluso, antes de nacer.

“No tuve otra alternativa que ser hincha de Santa Fe. Un tío mío que ya murió fue fundador del equipo, se llamaba Gonzalo Rueda, y fue presidente del club”, señala Pardo, bachiller del Gimnasio Moderno y economista de la Universidad de los Andes, quien busca remplazar a Gustavo Petro en el Palacio Liévano. (Además: Rafael Pardo respondió a los tuiteros de EL TIEMPO)

El candidato ya conoce el despacho del Alcalde Mayor, pues lo ocupó transitoriamente a comienzos del 2014 durante la destitución de Petro por parte de la Procuraduría.

Allí, en medio de la turbulencia política de ese entonces, nació su proyecto de querer dirigir la capital del país durante cuatro años, acompañado del voto ciudadano.

“El paso por la alcaldía me demostró que allí se puede hacer mucho por Bogotá, las decisiones se ven reflejadas de manera directa en la gente y son temas muy palpables. Ese tiempo me dejó con la sensación positiva de que esta ciudad tiene mucho para ir mejorando”, aseguró Pardo, en el programa De puertas para adentro, de ELTIEMPO.COM.

Hoy, en plena campaña electoral, y cuando las encuestas muestran un triple empate técnico entre él, Clara López y Enrique Peñalosa, el exministro del Trabajo y excandidato presidencial lucha contra el reloj. No hay tiempo abierto en su agenda, llena de reuniones, recorridos por los barrios, entrevistas y foros.

Pardo confiesa que no sabe cocinar y que el único plato en el que se defiende es un plato de espagueti, con queso parmesano, acompañado de una coca-cola, un hecho que evidencia su sencillez. También es conocido por su humor agudo, que se refleja cuando relata una anécdota sobre las mascotas que ha tenido en su casa.

“Tuvimos unos pericos que mi hija menor, Cristina, exigió. Primero, quería un loro, pero el loro es fauna silvestre. Entonces, tuvimos una jaula de pericos, pero al final era difícil cuidarlos. Eran una pareja y unos les decían ‘Romeo y Julieta’; otros, ‘Dragón y Caballero’, y algunos, ‘Wisin y Yandel’. Uuno no sabía cuál era el nombre verdadero de esos pericos (risas)”, cuenta Pardo.

Con una larga experiencia en el sector público (ha sido consejero de seguridad nacional, senador, ministro de Defensa y del Trabajo y candidato presidencial), Pardo busca el voto del centro y de la izquierda moderada, bajo el eslogan ‘Firmeza y seguridad’. Su estilo conciliador es una de las características que más lo diferencian frente a los demás candidatos y él considera esa actitud como un atributo en medio de la aguda polarización política que afronta Bogotá.

 

Fotografia: archivo el tiempo.

Share Button

Deje un comentario