liberal

“Esta no es una campaña de todos contra la izquierda o todos contra la derecha. Esta candidatura está contra la inseguridad, contra la inmovilidad, contra la pobreza“.

“Mi candidatura a la Alcaldía es un es un compromiso con la buena gerencia y la acción efectiva“, dijo Pardo en un emotivo acto en el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada.

“No desfalleceremos ni un minuto en nuestro propósito de hacer de Bogotá la ciudad más equitativa del país y con mejor calidad de vida. Esa es mi obligación“.

Bogotá D.C.; abril 11 de 2015.

El ex ministro Rafael Pardo recibió hoy formalmente el apoyo del Partido Liberal a la Alcaldía de Bogotá, con el compromiso de adelantar una cruzada social para recuperar la ciudad y convertirla en la más equitativa del país.

La proclamación Liberal de Pardo, cuya candidatura fue respaldada también por el partido de la U el pasado primero de marzo, quedó oficializada durante un emotivo y nutrido acto en el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada, que coincidió con la conmemoración  de un nuevo aniversario de la muerte del caudillo Jorge Eliécer Gaitán, la instalación del Colegio Electoral Liberal de Bogotá y la elección de la Mesa Directiva del Colegio Electoral Departamental de Bogotá.

Pardo agradeció el apoyo de la colectividad y afirmó que el Partido Liberal vuelve a izar la más representativa de sus banderas: el compromiso por lo social. Los invito a montarse en el tren de la victoria“, insistió.

“Mi candidatura es una página en la que todos tenemos que ser partícipes. Porque esta generación de jóvenes y nuevos liderazgos merece vivir en una ciudad tranquila y moderna. Esa ciudad que todos queremos y por la cual debemos trabajar“, agregó.

El Senador Horacio Serpa, uno de los codirectores del Partido Liberal, exaltó la hoja de vida de Pardo como ministro de defensa y de trabajo, como hacedor de causas sociales desde el Plan Nacional de Rehabilitación y como gestor del exitoso proceso de paz con el M 19, el EPL y el Quintín Lame.

El candidato dijo que lo primero que hará cuando se posesione el primero de enero de 2016, será sentarse con todos los actores del transporte público, y no levantarse hasta tanto se ponga a andar la fórmula para mejorar la movilidad.

También se comprometió con una alcaldía sensible, con sentido común, que escuche a la gente y no incurra en injusticias como la que se ha presentado con los cobros del impuesto predial.

Pardo insistió en que la Alcaldía de Bogotá no puede ser el trofeo de la polarización entre la derecha y la izquierda.

“Soy un convencido de que Bogotá no tiene color político. Nuestra capital no es de rojos ni amarillos: Bogotá es de todos‘, añadió.

Esta aspiración no acepta polarizaciones ni atiza los odios. No le apuesta a una tercera vuelta presidencial o divide entre quienes creen en la paz o están a favor de otro modelo de negociación.

No cae en el hoyo negro de las controversias ideológicas que tanto daño le han hecho al progreso de nuestro país y de nuestra ciudad“, reiteró el candidato.

Según Pardo, no hay fronteras de lo imposible ni límites para la buena gestión. Empeño, dedicación y tesón constituyen la fórmula para erradicar la incertidumbre, la apatía y el desasosiego.

“Hay que pisar el acelerador para mejorar la convivencia, fortalecer la cultura ciudadana y reducir la desigualdad“, concluyó el candidato a la alcaldía de Bogotá por el Partido Liberal y el Partido de la U.

Share Button

Deje un comentario